Te enseñamos una mascarilla casera para el cutis comestible

Sabías que los mismos alimentos que te nutren por dentro también lo pueden hacer por fuera. Aquí te enseñamos a aprovechar los nutrientes de los alimentos para preparar las más maravillosa mascarilla casera para el cutis.

La vitamina C por ejemplo, presente en muchas verduras y frutas, nos da un toque de anti-envejecimiento al luchar contra los radicales libres. Al aplicarnos una mascarilla basada en estos alimentos lograremos prevenir las arrugas luciendo una piel más firme y joven.

mascarilla casera para el cutis

Ahora que lo sabes, come frutas y verduras y aplícalos a la piel también. Las mascarillas comestibles son divertidas, económicas, y por sobre todo muy efectivas.

Mascarilla casera para el cutis a base de granada

Las semillas de las granadas son muy duras para morderlas, sin embargo al pasarla por la procesadora soltará sus antioxidantes, vitamina C y otros compuestos anti-envejecimiento.

Acompañada en este caso de un yogur y avena lograrás una mascarilla exfoliante natural.

Cómo preparar esta mascarilla exfoliante?

Coloca en una procesadora de alimentos 2 cucharadas de semillas de granada y 1 taza de avena sin cocer y procesa.

Traslada las semillas procesadas a otro recipiente y coloca 2 cucharadas de miel que es antiséptica y 2 cucharadas de suero de leche.

Mezcla todo y aplica sobre el rostro, dejándola actuar por unos minutos. Enjuaga luego con agua. Si quieres un exfoliante más fuerte, para los codos, por ejemplo, agrega a esta mascarilla ¾ taza de azúcar.

Mascarilla casera para el cutis a base de arándanos

Los arándanos tan utilizados para los más exquisitos postres y bebidas en eventos especiales, hoy la utilizaremos para preparar una mascarilla exfoliante y refrescante.

Utiliza esta mascarilla dos veces al mes y notarás los efectos en tu piel.

Cómo preparar esta mascarilla exfoliante humectante?

Mezcla 1 taza de arándanos frescos, sin semillas, con 1 taza de uvas rojas o verdes, 2 cucharaditas de jugo de limón, 1 sobre de gelatina sin sabor y procesa a velocidad media durante 20 segundos.

La consistencia a lograr es pastosa. Tapa y refrigera por 45 minutos para espesar más.

Saca de la nevera y deja reposar por unos 10 minutos.

Extiende la mezcla sobre la piel limpia y seca, evitando el contorno de los ojos.

Relájate y disfruta del aroma de esta deliciosa mascarilla comestible durante 15 minutos, luego enjuague con agua tibia.

Mascarilla casera para el cutis a base de calabaza

Esta mascarilla es ideal para el otoño, por sus propiedades de anti envejecimiento, antioxidantes y vitaminas C y A.

Retira la cáscara y las semillas de la calabaza y procesa la pulpa para lograr esta máscara gruesa para hidratar y suavizar la piel.

Cómo preparar esta mascarilla humectante?

Coloca en una procesadora de alimentos, los siguientes ingredientes:  2 tazas de calabaza cortadas, 4 cucharadas de yogur bajo en grasa de vainilla, 4 cucharadas de miel y 1 cucharadita de especias para pastel de calabaza. Procesa hasta que se forme una pasta uniforme.

Aplica a la piel de tu rostro y deja actuar por 10 minutos. Enjuaga luego con agua.

 Prepara esta comestible mascarilla casera para el cutis y disfruta de un rostro suave, terso y joven.

Te enseñamos una mascarilla casera para el cutis comestible was last modified: Enero 22nd, 2016 by mirian24
Comparte en:
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest

Add Comment